miércoles, 7 de mayo de 2008

"Los parientes de Ester" se publica a principios de Junio


En "Los parientes de Ester", Luis Fayad se introduce en el tejido social de Bogotá de finales de los sesenta y principios de los setenta para dar a conocer el declive de una familia que se aferra a las tradiciones.

La novela comienza con la muerte de Ester, esposa de Gregorio Camero que se queda viudo y con tres hijos. A partir de ahí se sucede una historia colectiva en la que vamos descubriendo las desgracias de todos los parientes, sus frustraciones, sus fracasos y valores.

Conforme avanza la trama de la novela, la suerte de los personajes deja de parecernos menos personal y más social. El desempleo, la jubilación, los malos salarios, sin ser desgracias propias, terminan por desgraciar lo más íntimo de ellos, según explica Marco Aurelio Larios. Esta novela de Luis Fayad parece querer revelarnos: una vida desgraciada no sólo se debe al azar, el accidente o al destino inevitable, sino también a la mala gestión de un gobierno, a la abulia social para modificar las condiciones de existencia, a los excesos de corrupción y violencia que imponen una sociedad de engaño, estafa y fraude.

Gregorio Camero, Ángel Callejas o Amador Callejas son como los hombres de cualquier ciudad que, más tarde que temprano, comienzan a percatarse de que la “sociedad” donde viven no es la mejor. Al final de la novela ―como en la vida real― terminan sintiendo que las desgracias propias ya no son tan personales sino las que impone una sociedad no fácil de derruir: la del engaño.

Y todo esto, de algún modo, se parece tanto a nuestra situación actual.

LO QUE OTROS AUTORES HAN DICHO DE LUIS FAYAD Y SU NOVELA

Una crítica agudísima de las relaciones de parentesco, ¡y con qué talento y carencia de artificios ha sabido Luis Fayad seleccionar lo más significativo! Carmen Martín Gaite

Las obras de Luis Fayad poseen lo que Capote llama “la credibilidad de los hechos y la inmediatez del cine”.Alfonso Aristizabal

“Los parientes de Ester” es una novela de culto, con una prosa sobria y de extraordinaria eficacia.Consuelo Triviño Anzola